BIT – Yo tambien quiero ser policia

bit
“¿Cuales son los requisitos para ser formar parte de la BIT?”.

Nuestras respuesta solo puede ser una: “hay que ser miembro del Cuerpo Nacional de Policía. Lo demás, vendrá después”. Eso lleva invariablemente a la segunda cuestión:

“¿Por qué hay que ser Policía para pertenecer a la BIT? Yo investigo muy bien desde mi casa, con mi ordenador”.

Esto merece una respuesta más larga. La Policía Nacional tiene dos funciones principales: evitar el delito y, si se ha cometido, detener a los culpables. Para ambas, sus miembros gozan, en el ejercicio de sus funciones, de una serie de prerrogativas que no tiene un ciudadano que sea ajeno al mismo.


La BIT, como ya sabéis, es parte del CNP, en concreto pertenece a la Comisaría General de Policía Judicial, esto es, especializados en la segunda de las funciones enumeradas anteriormente: detener a quien es sospechoso de un delito.

Esa es una de las cosas que podemos hacer que un ciudadano normal no: poner a disposición judicial a alguien de quien tenemos indicios de que ha cometido un delito.

Pero no es lo único: con la adecuada autorización de un juez podemos intervenir teléfonos y datos de Internet, identificar conexiones, registrar domicilios y un largo etcétera que está fuera del alcance legal de quien no es agente de la autoridad.

Recordemos que el objetivo de la BIT es detener al criminal, no bucear en Internet. Internet es solo un medio (y no el único) para un fin. De hecho, en ocasiones no más del diez por ciento del trabajo se hace “on line”.

Por supuesto, para nosotros la colaboración ciudadana es muy importante. En ocasiones, fundamental, puesto que sin vosotros no sabríamos que se están cometiendo ciertos delitos en diferentes ocasiones. Para eso tenéis nuestros cauces de colaboración habituales (y recordad que un mensaje en el muro de Facebook NO ES un canal adecuado).

Pero una cosa es la colaboración y otra la investigación particular. Nosotros os desaconsejamos vivamente que queráis hacer desde vuestras casas el trabajo de un profesional (¡que ni siquiera nosotros lo hacemos! ¡Para investigar está el ordenador del trabajo!). En primer lugar, por vuestra seguridad: por ejemplo, la pornografía infantil es un delito muy perseguido, monitorizado por muchas policías de todo el mundo y cuya simple tenencia ya es delito (¡¡mucho cuidado con los vídeos de menores que os pasan por whatsapp!!). Si os detectar bajándoos imágenes o buscándolas, podéis tener un problema muy grave antes de que se demuestre (si es que se demuestra) vuestra buena fé.

La cosa aún puede ser más grave cuando os metéis en conversaciones con estafadores o sicarios por internet. Ahí está incluso vuestra seguridad y la de vuestras familia en peligro… y lo que es peor, a menudo esa información no puede ser utilizada operativamente (puesto que la ley es muy estricta en cuanto a la provocación del delito). Recordad que todo lo que hacemos en la Red deja un rastro, por bien que lo queramos ocultar (incluso en la darknet, como algunos de vosotros ya sabéis).

En resuen: comunicadnos todos los delitos que conozcáis, pero no los busquéis intencionadamente. Si realmente os gusta la investigación, aprobad la oposición. Seréis muy bienvenidos en el Cuerpo Nacional de Policía.

Via | BIT en facebook

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *