Las aplicaciones y sus permisos en Android

Sin título

 

Nuestros smartphones y tabletas contienen mucha información de carácter personal.Dos de los ejemplos más claros son la agenda de contactos y la galería, estos datos se suponen privados y no deberían ser accesibles externamente.

Como en cualquier otro S.O, en Android, “la primera idea de amenaza que viene a la cabeza” es el software malicioso, que una vez instalado en nuestros dispositivos podrá acceder a  nuestra información o controloar su hardware de manera ilegal.  Aunque  podremos recurrir a antivirus descargables para Android  desde Play Store, lo mejor es controlar lo que instalamos.

Pero esta no es la única manera de acceso a nuestros datos por parte de terceros ni tan siquiera la mas común en Android. Al instalar cualquier aplicación en nuestro terminal,  vemos que debemos aceptar (conceder) una serie de permisos que tendrá dicha aplicación sobre nuestro teléfono o tableta.

Algunos de estos permisos, son necesarios para el correcto funcionamiento de las aplicaciones y no serán fuente de problemas de seguridad. Por ejemplo WhatsApp debe acceder a la agenda para que podamos comunicarnos con nuestros contactos.

En cambio otras aplicaciones podrían usar sus permisos para acceder  a nuestros datos o a funcionalidades de la tableta/smartphone de una manera dañina. Esto quiere decir que somos nosotros quien decidimos dejar “la puerta abierta” o “cerrarla”.

Por eso es recomendable y una buena costumbre controlar las aplicaciones que instalamos. Como siempre lo más importante es guiarse por el sentido común, si alguna aplicación nos parece sospechosa, la evitaremos.

Algunas prácticas aconsejables a seguir antes de instalar una aplicación son:

1 º No instales aplicaciones de procedencia dudosa: aplicaciones gratuitas que normalmente son de pago (a no ser que sea una oferta o una versión de prueba), aplicaciones que se hacen pasar por otras, usando el nombre (con alguna variación) de otras aplicaciones conocidas, aplicaciones poco conocidas (a no ser que sepas que son de confianza).

2º Lee los comentarios que los usuarios hacen sobre la aplicación en Play Store y ten en cuenta su puntuación. Si tiene muchos comentarios negativos y  una puntuación muy baja no deberías instalar esa app.

3º Revisa la lista de permisos que requiere una aplicación para ser instalada, si los permisos no son acordes a la funcionalidad de la aplicación no es recomendable instalar esta aplicación. Por ejemplo un lector de pdf no debería exigir permisos  para leer  tu información personal, en casos como este es mejor buscar alternativas.

Si tienes aplicaciones instaladas que no usas o las usas con baja frecuencia y te son prescindibles, elimínalas de tu dispositivo.

Otra opción, para usuarios algo más avanzados y con acceso Root, es usar aplicaciones, que permiten controlar los permisos, tales como:

Son aplicaciones  sencillas que nos mostraran  las aplicaciones instaladas en nuestro terminal y los permisos que tienen, así como opciones para controlar dichos permisos.

Si intentando controlar los permisos de una de nuestras aplicaciones esta dejara de funcionar, podremos recurrir a apps como Fix Permissions  que restauran los permisos de las aplicaciones haciendo que vuelvan a funcionar correctamente.

En esta lista publicada en El Android libre veremos algunos de los permisos que más daño nos pueden hacer.

Si llegado este punto os pica la curiosidad, siguiendo este enlace podréis ver la lista completa de permisos en Android .

Por lo tanto lo más importante, respecto a la seguridad , al instalar una aplicación es saber que instalamos y valorar entre las funciones que nos ofrece una aplicación y si el acceso que esta tendrá sobre nuestro terminal es adecuado, para poder decidir si nos compensa o no instalarla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *